viernes, 14 de agosto de 2020

Angustia y esperanza.

 

 

Angustia y esperanza

 

Si uno pudiera tener un pais

con algo de lógica o certeza

pero esto parece imposible,

por estar viviendo en un laberinto

del que no se puede regresar.

Las  bestias que viven en él

te pueden tragar.

Es preocupante la noche y aceptarla

siempre  esperando la operación tun tun.

 Te llevan a crucificar  en la oscuridad de la noche.

Todos nos quedamos en silencio,

seguimos  deambulando  en el  laberinto

en círculos.

Vamos quedando con un diálogo

interno y solo.

Te lo repiten, no hay escapatoria

están cerradas todas las puertas de emigración.

Me apoyo en la pared

buscando  una palabra en estos tiempos

de peste china.

Si una palabra que contenga

dos palabras a la vez.

Amor y esperanza.

Este es el sueños de muchas habitantes

de este laberinto.

Pero no hay que esperar a estar cómodo

respirar

escribir

Cuando   le saquemos a las palabras

de las ideología

Que ellas misma  sea la causa de nuestra lucha

no esperemos estar cómodo

callado  en estos tiempo de cuarentena

así dejar  de habitar en este laberinto

llamado pais.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

jueves, 13 de agosto de 2020

Beirut.

 

 

 

 

 

Beirut

 

Frente a nuestros ojos se muere el  Líbano.

Negro,  negro, negro humo

confundido entre los edificios y el puerto.

Empañando  a los espejos que han quedado

bailando.

Sangre va por los caminos al mar.

Sangre no tiene puerta.

Sangre de  mil camino.

¡ Oh!   Líbano  mira  como lentamente tu muerte

frente a los ojos del mundo.

Sangre que corre nos mira con el rabo del ojo.

El néctar del subterráneo.

La Ciudad solo hoy es una huella.

Silencio, sempiterno de mil heridas.

Viento de madera, negro fango

Negro, negro negro.

Una  danza de mentira va disfrazada de amor

El caballo del pueblo ha roto

los estribos no lo puede parar.

atraviesa el desespero

 cuyo lamento va al mar.

¡Oh bello Líbano solo hoy eres una huella.

 

 

 

 

 

 

 

Jesus Briceño Reyes.

 

Para Jesús Briceño Reyes

Hacedor de ciudadanía

 

 

En ese cuadro que suspira

la luna en la noche

su eterna sonrisa  de media.

Cubre la noche en la mitad de la noche.

Suspira entre el gozo y el dolor

la pintura va saliendo

entre líneas  y sombras

desde esa felicidad

inspira sueños de vivir una quimera,

en la belleza de la noche.

Repite el reflejo de la luna,

en los manantiales de  nuestro

cariño.

 

miércoles, 12 de agosto de 2020

Los rostro del mal.

 

 

Los  rostros del mal

Vivir gobernados por la calamidad,

su rostro maléfico

se puede ver y escuchar con miedo a

los ciudadanos que vuelan a las calles,

  por esos lugares  se hace

la ciudadanía.

Tienen que sacar la metralla

para acribillar a la libertad

y van mutilando la esperanza.

Los dignatarios,  desde su cúpula

situada en las torres,  taladran

al viento que trae la libertad.

Lanzan de lo  más alto a sus victimas.

Graban en las paredes con su fusil

el aspecto del mal.

En la casa del Junquito se pueden ver

sus huellas, para que los hijos

 prodigiosos de los ciudadanos

no vuelvan a la colina hablar de amor.

En el atardecer vuelven los maléficos

con luz de gasolina  y mechas van quemando

las casas donde se reúnen los dirigentes

de los ciudadanos para

quemar anhelos.

El sol inexorable  de la libertad

va bañando  los sueños

y la sed de amor y  esperanza

de los ciudadanos volverá a las calles

 ya no con  escudos y capuchas,

hoy van cantando viejas canciones

que escuchan en la universidades.

 

 

 

 

 

 

 

 

martes, 11 de agosto de 2020

Canto de dolor.

El general en su laberinto

García  Marquez.

Cantos de dolor

 

Hay las razones nos impulsan

todavía, pero en el caminos nos perdemos

en la hueca retórica  y en la sanguinaria

 violencia que  todo lo arrasa.

Queda la conciencia de lo que

  debiéramos hacer y  no hicimos,

y  que sigue trabajando allá dentro

haciéndonos  inconformes,  astutos,

frustrados, ruidosos, inconstantes.

Aquí quedan sus rostros

y sus nombres, tambien para la historia.

Atrápalos con tus ojos.

con sus crímenes,

guárdalos en tu memoria.

para cuando esto pase.

No debe pasar  como el humo,

transitarán muchos  de cantos de dolor.

Mira las luces  de la fuente

Volverá  la vida

Resucitaremos entre los escombros,

  al cavar las sepulturas

dejadas en el camino

Cuando podamos reinar usted y yo

porque somos ciudadanos

de un pais.

El dolor  va a ser transitorio

   lo contemplaremos

en la gloriosa victoria.

 

 

 

 

 

 

 

 

lunes, 10 de agosto de 2020

Angustia.

 

 

Angustia

 

En este tiempo divino tesoro

de horas   donde el paisaje se ha vaciado

Todo se lo ha llevado la peste.

En palabras intimas

es la soledad de todas las cosas

lo único que tenemos es la palabra

angustia.

Es la palabra el arma  de nuestro

miedo.

Va rozando  ese viento dentro de uno

nos reduce  hora  y tiempo.

La  ausencia  que nos ha dejado

vuelve a florecer

En estos tiempo de redes sociales

y otro medios.

El signo de nuestro tiempo

es la contradicción de  todas

las informaciones.

Se perpetua instantemente

 una ausencia

del presente.

 

 

 

 

 

 

 

domingo, 9 de agosto de 2020

El murmullo de las flores.

 

 

El murmullo de las flores

 

Escuchar un habitante de la calle.

Cuando en un banco cerca de la iglesia

esperaba una comida para los pobres.

En  su conversación, me ha tocado

un camino de desierto en mi vida

pero he  puedo escuchar el murmullo de las flores,

para estar atento hay que tener el corazón limpio.

La prueba más dura de este camino

es la paciencia.

La paciencia de esperar el momento exacto con

lo que nos encontramos.

En este tiempo la vida me ha arrojado

al dolor es una música profunda

mas allá  de lo que uno quiere.

Se levantó  a buscar su comida

se fue a la plaza,  murmurando algo

pero con una cara feliz

se volteó y  me dijo: Adiós.